Los aminoácidos forman parte del listado de insumos agrícolas que actúan como bioestimulantes, aportando energía y actividad antiestresante a nuestras plantas.

La definición propia de este producto es la sustancia básica de las proteínas, formado por moléculas de pequeño tamaño y muy fácil asimilación por la planta (tanto por vía foliar como en fertirrigación). Por ello, podemos encontrar una gran cantidad de tipos y clases, de diferente naturaleza (uso en agricultura ecológica y convencional) y que cumplen un determinado objetivo con las plantas. Ya sea superar un estrés al que está sometido a la planta, estimular el enraizamiento, la producción o una enfermedad.

El origen de los aminoácidos

Las proteínas son los elementos fundamentales para la vida, tanto para plantas, como cualquier animal e incluso bacterias. Todo nuestro funcionamiento está basado en su incorporación como estructura básica. Sin embargo, las proteínas son consideradas moléculas complejas y de gran tamaño, y están formadas por cadenas de unas moléculas muchísimo más pequeñas y mucho más simples que son los aminoácidos.

Las plantas son capaces de crear sus propios aminoácidos a partir de elementos químicos que pueden obtener del aire y del suelo. La importancia del nitrógeno en fertirrigación se basa en que este elemento es un componente esencial de los aminoácidos.

Creación de aminoácidos por la planta

Cuando aportamos nitrógeno en fertirrigación como abonado de fondo, la planta asimila el nitrógeno e inmediatamente después empieza a fabricar aminoácidos. A partir de aquí, une estos aminoácidos en cadenas más complejas conocidas como proteínas y enzimas. Estos elementos son los que forman hojas, flores, tallos y frutos, por ejemplo.

Sin embargo, todo este proceso mencionado supone un gasto energético para la planta. ¿Hay alguna forma de ahorrar este esfuerzo e incorporar estructuras para formar proteínas «gratuitamente»? Aunque las proteínas son cadenas muy complejas y grandes como para ser absorbidas por la planta, los aminoácidos no, y pueden asimilarse fácilmente tanto en aplicación foliar como en fertirrigación.

Listado de aminoácidos

¿Qué beneficios aportan los aminoácidos a las plantas?

Algunos ejemplos de los beneficios que producen la aplicación de los aminoácidos en momentos puntuales son los siguientes:

  • Estimulación de la floración.
  • Mejora del cuajado.
  • Mejor relación de azúcar y acidez en la planta (grados Brix).
  • Precocidad.
  • Mejora en el tamaño y la coloración (maduración) del fruto.

Mejora la asimilación de los nutrientes

Una planta que tiene libre disposición de aminoácidos podrá absorber microelementos de baja movilidad con más facilidad. Se conoce como acción quelante y está favorecido por L-ácido glutámico y  L-glicina.

Incrementa la producción hormonal

El correcto balance energético de la planta, ligado a algunos aminoácidos que intervienen en la producción, por ejemplo, de auxinas, favorece el equilibrio hormonal de la planta.

Efecto potenciador de la microbiología del suelo

Cuando los aminoácidos son aplicados en fertirrigación, son considerados azúcares sencillos para los microorganismos del suelo, por lo que fomenta su desarrollo y, a su vez, potencia la formación de raíces.

Favorece la salida de situaciones de estrés

Desastres climáticos como el granizo, el uso de herbicidas o productos químicos en dosis no recomendadas, bajas temperaturas o los fuertes vientos, son formas de perjudicar a la planta.

El uso de aminoácidos es una forma sencilla de lograr impulsar la planta con poco esfuerzo energético. Esto favorecerá la salida de la situación del estrés puntual.

Tecnología Cropcell en base a aminoácidos

Cropcell dispone de un catálogo completo de aminoácidos de alta concentración en nitrógeno y con certificado ecológico. Esto le permitirá impulsar el desarrollo de las plantas en un programa completo de fertirrigación o como complemento foliar. 

Cropcell N8

Concentrado de aminoácidos con una base nitrogenada 8% p/p de nitrógeno orgánico.

Cropcell N13

Prill de aminoácidos con alta concentración de nitrógeno distribuido en fase orgánica y amoniacal (N13).

Cropcell Pure NitroProducto Cropcell N16

Micronizado de aminoácidos con alta concentración de nitrógeno (N16)